Abril 03, 2017

Clínica Móvil de Salud atiende a pobladores en Sepur Zarco

Los primeros avances del cumplimiento de las medidas de reparación del Caso Sepur Zarco, ya son visibles para cientos de familias de Sepur Zarco y comunidades aledañas. La Clínica Móvil de Salud inaugurada el 26 de febrero de 2017, brinda atención médica a las familias q´eqchi´.

Por muchos años a las familias de la comunidad de Sepur Zarco y comunidades vecinas, se les ha negado un derecho fundamental como lo es la salud.

La de  voluntad política de parte del Ministerio de Salud se concretiza en la inauguración y funcionamiento de la clínica móvil, siendo éste un  primer paso mientras se continúa trabajando para que el Ministerio de Salud cumpla con la medida de reparación ordenada por el tribunal nacional.

La sentencia de reparación en la medida IV. Señala: “Se ordena al Ministerio de Salud Pública para que a mediano plazo construya e instale un Centro de Salud tipo “A” en la comunidad de Sepur Zarco, con todas las medicinas necesarias”.

El goce a la salud es un derecho fundamental de todo ser humano, sin discriminación alguna, según lo refiere el artículo 93 de la Constitución Política de la República de Guatemala, sin embargo  en la comunidad de Sepur Zarco “nunca ha habido un centro de salud, nunca ha existido personal que atienda a los enfermos”, declaraciones de lideresa de la comunidad de Sepur Zarco.

Tomando como base los Convenios y Tratados sobre Derechos Humanos, La Constitución Política de la República de Guatemala y el contenido del artículo 124 del Código Procesal Penal el cual establece Derecho a la reparación digna, en el mes de marzo de 2016, el Tribunal presidido por la Jueza Jassmin Barrios por unanimidad declaró con lugar la petición de reparación digna.

Esto después de tomar en cuenta los dictámenes periciales  prueba producida en el debate del Juicio Sepur Zarco, el tribunal ordenó 18 medidas de reparación a favor de las mujeres sobrevivientes, sus familias y sus comunidades.

Desde Mujeres Transformando el Mundo quien fungió como querellante en el Caso Sepur Zarco, se continuará velando para que las medidas de reparación dirigidas a favorecer a las valientes mujeres, sus familias y sus comunidades, se cumplan.