Septiembre 19, 2017

Reconocimiento a la labor de juezas y magistradas

La Alianza de Mujeres y Mujeres Indígenas por el Acceso a la justicia en Guatemala, reconoció la labor de juezas y magistradas por su valioso aporte para el acceso a la justicia de las  mujeres en Guatemala, dicho reconocimiento se realizó durante el foro: Magistradas y Juezas aportado a la buena gobernanza en el País.

Entre las magistradas y juezas que fueron reconocidas por su trabajo están: Delia Marina Dávila Salazar, María Eugenia Morales Aceña, Silvia Verónica García Molina, Iris Yassmin Barrios y Ericka Lorena Aifan.

Durante la actividad se enfatizó la lucha que realizaron mujeres y hombres para que se reconociera el derecho de las féminas en la participación al igual que los hombres. Sin embargo aún se sigue negando la participación de las mujeres en espacios políticos y de toma de decisión. Ver galería de fotos

“La participación de la mujer en general sigue siendo limitada a pesar de que somos el 51% de la población en general y para las mujeres indígenas, mayas, garífunas, afro descendientes y xincas es aún más limitada la participación”. Señaló Ana Silvia Monzón ponente en el foro donde fueron homenajeadas las juezas y magistradas.

Asimismo recordó que fue hasta 1991 que fue electa la primera diputadas indígena Licda. Ana María Xujá. “Las mujeres queremos, exigimos y merecemos más.  Si somos la mitad de la población debemos estar representadas en igual medida, si aportamos con nuestro trabajo desde la casa, la fábrica, la oficina, el comercio, el campo, esto se debe reconocer y valorar”. Enfatizó.

Por su parte las representantes de la Alianza de Mujeres y Mujeres Indígenas por el Acceso a la Justicia, señalaron que es fundamental continuar la lucha por la independencia judicial y por el fortalecimiento del estado de derecho.

Durante el desarrollo de la actividad se entregó reconocimiento a cada jueza y magistrada y se reconoció su trabajo y aporte para el sistema de justicia en el país e indicaron que desde las mujeres organizadas les acompañan en cada reto y en cada desafío y les instaron a continuar forjando el camino para que otras mujeres puedan incursionar en el ámbito de justicia.

Asimismo indicaron que estarán vigilantes del proceso de elección de la nueva presidencia de la Corte Suprema de Justicia y en el marco de la transparencia dicha elección sea un acto público para que la ciudadanía pueda observar el proceso.

Nosotras estamos llamadas a unirnos, honrar a nuestras ancestras en este camino, celebrar su valentía y compromiso, hacer un pacto para que avancemos en el conocimiento y ejercicio de nuestra ciudadanía, TODAS, todos los días, en todos los espacios.  Se lo debemos a ellas, a nosotras y a las que vienen.

Convoquémonos a esa alianza, a ese pacto: para desanudar, soltar amarrar apelar a la ternura reivindicar la alegría declarar la autonomía de los cuerpos que ya no admitirán más uniformes liberar la risa encontrarse las miradas juntar las manos para tejer en colectivo para construir para crear para recuperar la dignidad. Ana Silvia Monzón