Julio 26, 2017

Sentencia de Reparación Digna y Transformadora a favor de niño de 7 años

Este dìa 26 de julio de 2017 se dictó sentencia de reparación a favor del niño víctima de violación con agravación de la pena por parte de vecino de 58 años de edad.

Las medidas de reparación señalan que el niño debe ser beneficiado con una beca de estudios hasta el nivel medio, para que éste pueda continuar con su proyecto de vida y que se le garantice la seguridad alimentaria nutricional e inclusión en programas sociales establecidos a través del Programas del Ministerio de Desarrollo Social y Ministerio de Educación.

Como medida de rehabilitación, se indica que el niño víctima debe recibir atención médica y psicológica o psiquiátrica para superar las secuelas y traumas de la violencia sexual sufrida, por medio del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

La Ley contra la Violencia Sexual, explotación y trata de personas en su título III Prevención, protección y atención de la Víctima. En su artículo 9 Atención. Es pronta, integral y afectiva intervención de la autoridad competente que garantiza a la víctima su recuperación física y psicológica, así como la inserción social y familiar, con particular cuidado a su edad, género e identidad cultural.

Para Mujeres Transformando el Mundo -MTM-, asociación que ha brindado acompañamiento integral al niño víctima y a su familia, la sentencia de reparación es un derecho que le asiste a la víctima y que es necesario que el Estado cumpla como solidariamente responsable por no garantizar seguridad y bien común tal como lo establece el artículo 1 de la Constitución Política de la República de Guatemala.

La audiencia de reparación se llevó a cabo en el Tribunal de Sentencia Penal de Delitos de Femicidio y Otras Formas de Violencia contra la Mujer, Violencia Sexual del Departamento de Guatemala dirigido por el juzgado Carlos Humberto Pacay.

El jueves 20 de julio de 2017, Luis Gustavo Velásquez de 58 años de edad fue condenado a 48 años de prisión por el delito de violación en concurso real en contra de niño de siete años de edad.